Facebook dice que no debo decir algunas cosas.

Nunca quise tener Facebook. De hecho, lo odio, porque sé para qué sirve.

Un día, descubrí que Facebook, por sí y sin preguntarme, me había creado un perfil “no oficial”. 
“Ellos” me habían creado un perfil, sin siquiera comunicármelo o pedir mi autorización.

Mi hija, sin embargo, se cansó de insistir para que usara el perfil porque, según argumentó, las cosas de las que yo hablo y las cosas sobre las que escribo, no pueden quedarse en silencio. 

Su insistencia comenzó cuando yo decidí bajar tanto el perfil de google plus (bastante antes de que google dejara de ser la red social a la que yo pertenecía) como el blog, que estuvo algún tiempo en silencio, como los que me siguen desde hace muchos años, saben bien.

La cosa es que tanto insistió, que en una de nuestras discusiones le dije que se hiciera cargo del maldito perfil apócrifo del Facebook. Y así lo hizo. Se hizo cargo del perfil ese de mierda que yo nunca quise. Comenzó a subir posteos del blog y cosas así, del escritor.

Hace unos días tuvimos una segunda discusión y entonces, no sé, por esas pelotudeces que no lo son pero que traen consecuencias en este mundo infame, agarré las riendas del perfil y creé una página, donde empecé a subir lo que siempre subí en Google Plus: las partes de la vida que nadie ve.

Cosas de UNICEF. Cosas de MSF. Cosas de esos lugares que nadie quiere mirar.

Resultado: Me bloquearon automáticamente la cuenta de Facebook, que crearon ellos mismos para la “very important person” que, según ellos, es este escritor que suscribe -fue lo que argumentaron cuando proteste por haberme creado por las suyas un perfil que yo no autoricé- y que además, es un trabajador humanitario desde que tiene memoria.

Me pregunto qué habré dicho de todo lo que no se puede decir en este mundo, para que siga funcionando tal como funciona.

Retractarme de lo que creo no figura entre mis defectos.

Navegación de entradas

  16 comentarios para “Facebook dice que no debo decir algunas cosas.

  1. mayo 6, 2019 en 19:18

    Querido cuervo: Facebook no es imparcial.Lo he podido comprobar.Un abrazo muy fuerte

    Me gusta

  2. mayo 6, 2019 en 19:24

    Listo. Qué preciosura . Siempre al final es uno mismo.Yo creo que en face jodés porque hay más posibilidades de que te lean.En Google eran tantas las cosas que si no iban a tu bloguer no se enteraban.Ahí publiqué a ver que pasa. A cuidarse campeón. 🤗

    Me gusta

  3. mayo 6, 2019 en 19:37

    Desde ya que no, Elisabeth. Lo supe siempre y por eso nunca me hice cargo del perfil que me habían creado. Pero bueno, así son las cosas. No me estoy desayunando con nada. Es algo que me pasó toda la vida, desde que gané hace mucho el Premio Planeta y la dictadura de aquel momento prohibió el libro, lo sacó de circulación y premiaron a otro ¿Cómo esa gente ridícula de le editorial, podía premiar a un escritor preso?Así son las cosas en el mundo.Pero como digo: Retractarme de lo quye creo, no está entre mis defectos.

    Me gusta

  4. mayo 6, 2019 en 19:41

    Así es, Sarito. En un ratito, con la página esa, había cosechado tantas adhesiones que mejor si me hacían callar.Como le digo a Elisabeth, este tipo de cosas en mi vida es una constante que se repite.Mientras era solamente un boludito escritor que publicaba las cosas que escribía, todo andaba bien. Cuando el hombre detrás del escritor puso en la mesa sus causas, listo. Se terminó la joda con la \”very important person\”.Lo de \”very important person\” lo digo porque fue lo que me dijeron cuando protesté porque me habían creado un perfil por cuenta de ellos.Qué mundo de mierda, la puta madre.

    Me gusta

  5. mayo 6, 2019 en 22:23

    Comparto tu odio por Facebook y ni loca me voy a meter en esa plataforma, por más que me han llegado muchas invitaciones.Solo sirve para lo frívolo, para publicar boludeces. Qué sucio lo que hicieron al crearte un perfil, y después bloqueártelo, porque saliste del marco de la trivialidad que lo caracteriza.Un gran abrazo, querido Gavrí.Me encantó el video y el tema musical. No conocía al cantante.

    Me gusta

  6. mayo 6, 2019 en 22:51

    Sí. Yo no salía de mi asombro cuando descubrí ese perfil \”no oficial\”. Por lo menos lo aclaraban, pero era un perfil que yo ni siquiera sabía que existía.Vos sabés los temas que trato yo. Había creado una página con todo eso, como tenía \”No Prójimo\” en el google plus, donde ponía todo lo que no sale en ninguna parte ni nadie, además, quiere ver.Bueno, lo hice en Facebook y duró un día en el aire. Lo último que había puesto era un pedido de UNICEF para que el mundo respondiera firmando el Respeto a los Derechos del Niño. Todo lo demás que puse eran los temas que trato en los libros, pero desde la óptica de las ONGs que laburamos en el terreno.El problema es que a pesar de que usé el pseudónimo que uso para los libros en español, como Face es, principalmente, un servicio de inteligencia, me dieron la cana a los cuatro posteos. Y encima, con la adhesión masiva que tuvo la página y que se seguía multiplicando y multiplicando, listo. Callate la boca Ariê.Abrazos, amiga querida.

    Me gusta

  7. mayo 7, 2019 en 00:05

    Mirel face es como todas las redes, tengo pruebas de eso. Hay frívolos y de los otros. Lo que si no tendría yo es Twitter. Lo que pasa es lo que le digo a Akhen, se difunde a más gente y el Mark ese está con la cola entre las patas. Besos Mirel.

    Me gusta

  8. mayo 7, 2019 en 05:27

    Suelo leerte y pasar de puntillas, esa es la realidad, aún así hoy me decido a dejar aquí mi humilde huella. Te cuento que no sé si es porque soy una inadaptada en las redes sociales, o es que no me aportan nada a mi vida, a lo sumo \”conocer personas \” que jamás se llegan a conocer del todo. He creado mi face por \”amigos\” de los blogs y lo que pude comprobar es que la mayoría publicaban lo mismo que en su blog, en google me sentía cómoda tal vez porque empecé cuando yo era demasiado ingenua y no pensaba que en un mundo virtual lo que prima detras de las letras, es muchas veces, el cotilleo, el querer saber de la vida personal de cada persona, el utilizar luego esa información muchas veces como ataque cuando no vas con la manada, con la marea, cuando no le tocas las palmas a quienes ellos quieren. Lamento profundamente que te haya pasado todo esto que cuentas, pero al fin y al cabo , siendo realista , lo que vende ( para ellos) no es lo que tu escribes, lo \”feo\” lo duro, la cruidita realidad .Han pasado años y años y en muchos campos en los que aparentemente hemos evolucionado, nada o poco ha cambiadoPrimara la belleza, lo vanal, lo fugaz y el dolor , el verdadero dolor, nos hace remover conciencias y eso de mirarse al ombligo no está de moda disculpa si he entrado como un elefante en una cacharrería y disculpa mis silencios, cuando algo me llega prefiero reflexionar y actuar, sobre todo cuando mis palabras no llegan a la altura de un talón ajeno un abrazo grande desde esta pequeña orilla al otro lado del charco

    Me gusta

  9. mayo 7, 2019 en 13:30

    No me sorprende nada como a todos los que te conocemos Gavrí, de experiencias y testimonios tenés para rato. Cuando la verdad expone la mugre los dueños de los chiqueros se ofenden. La mordaza no te callará, lo sé. Saludos amigo!

    Me gusta

  10. mayo 7, 2019 en 16:03

    Te agradezco las palabras MaRía. Yo preferí siempre las redes humildes o las \”redes serenas\”, como era el Google Plus -aunque tuviera sus cosas, también-. Sé perfectamente cómo y para qué se utiliza la plataforma de Facebook, porque las personas cuentan, entre todo lo trivial que cuentan y responden, el relato completo de sus vidas y de las vidas de sus amigos, porque para eso sirve enlazar los perfiles, de modo que hay un control completo sobre las ideas y opiniones de cada uno que participa, de acuerdo a lo que dice o de acuerdo a quién es el que lo dice.Las personas están atrapadas en ese reality y participan gustosamente de él, subiendo sus fotografías, las de sus seres queridos, las de sus mascotas, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, vacaciones, negocios. El control sobre la vida ajena es total.De hecho, cuando me informan que bajaban la cuenta, me solicitaron un nº de teléfono y una fotografía (donde se me vea perfectamente la cara). El nº de teléfono es algo privado. Uno se lo da al que quiere y no tiene por qué tenerlo una plataforma digital como Face. Una fotografía, uno la comparte también con quien quiere, si es que la quiere compartir.Pero la gente no piensa en esas cosas. Hay una inocencia extraña en el fenómeno de la red social.Si querían comprobar si yo era yo, con googlearme alcanzaba y sobraba. Si querían comprobar que mis libros son míos, mi blog es mío y mi cara es mía, con googlearme, alcanzaba.Pero no era eso en realidad. Era otra clase de incomodidad, como decís en tus palabras, lo que los lleva a cerrar una cuenta como la mía.Otra vez, gracias.

    Me gusta

  11. mayo 7, 2019 en 16:07

    A mí tampoco me sorprendió, rubia. Y el Japo le decía a mi hija, que sí se rebotó con toda su furia, porque, a pesar de sus genes paternos tiene mucha más mano izquierda que su padre, que para un tipo como yo, la censura es un galardón. Y le decía: siempre le pasó. Que te censuren es que dijiste algo que realmente incomodó. La censura es una medalla, no un castigo para un hombre como tu padre.Se nota que el japo me quiere bien ¿eh? Lo mismo mis otros compañeros, el Alemán y Huarky, se pusieron a contarle todas las censuras que llevo acumuladas. Una más, rubia. Pero, cabezón como yo, si no me di por vencido hasta ahora, no lo va a conseguir Facebook. Sería el acabose.Gracias, compañera.

    Me gusta

  12. mayo 7, 2019 en 16:35

    ¡Hola Sarito, tanto tiempo! Supongo que hay de todo, pero coincido con Gavrí.Y Twitter, menos todavía.Un gran abrazo.

    Me gusta

  13. mayo 10, 2019 en 04:56

    Hola Gavrì, no estaba enterada de esto he andado ausente, con poco animo de estar conectada en internet, veo que a los que manejan la plataforma de facebook les dio temor al darse cuenta de que ademas de ser un gran escritor eres un gran se humano que no solo ayuda compartiendo las publicaciones en donde la solicitan, tu vas,tu has estado presente has ayudado y nos has mostrado a través de tus libros como es la vida triste,desoladora y carente de esperanza en todos esos lugares olvidados de Dios y de sus gobernantes.Me enoja lo que hicieron y me da gusto saber que ya desbloquearon tu cuenta.Yo también estaba renuente a tener una cuenta hice una por la familia y amistades cercanas, pondré en mi muro tu publicación.Saludos y fuerte abrazo.

    Me gusta

  14. mayo 10, 2019 en 10:22

    A Facebook le parece bien la pornografía infantil pero no los pezones de mujer o mensajes de ayuda humanitaria. Una malpensada podría creer que se dan mucha prisa en prohibir ciertas cosas y sin embargo parace que no llegan a prohibir otras por alguna clase de… interés. Muy normal todo. Menos mal que no hay ninguna ideología detrás de esto, ¿verdad? ¿Verdad?¡Un abrazo! ^_^

    Me gusta

  15. mayo 13, 2019 en 18:24

    Te agradezco mucho, Eugenia.Abrazos.

    Me gusta

  16. mayo 13, 2019 en 18:26

    Porque en realidad, Marta, Face no es primordialmente una red social. Es un testeador de pensamiento y conducta global. Si alguien se sale del molde de la pelotudez general o toca, sin querer, algún interés, kaput.Abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: