Porisma

A veces nos ponemos melancólicos como cartas. Permanecemos en silencio largos ratos de pánico en que nos olvidamos de vivir como si jamás hubiéramos vivido. Nos acomodamos a la estupefacción de todo lo insólito y permitimos que esa cosa incomprensible nos envuelva el aliento, la respiración rítmica, la mirada que vaga, las manos en suspenso.… Leer más Porisma