La hermosa juguetera

(De las cartas cerradas y otras incoherencias – tomo II)

A veces me divierto observando esta juguetería que hemos construido con el correr del tiempo.

Lo nuestro es casi una habitación para niños pequeños, donde se apilan cientos de peluches que hacen morisquetas.

Quién diría que hemos podido elaborar un limbo con juguetes que nos unan y nos hagan felices, como títeres que se iluminan de repente en un retablo para que regrese la magia a nuestros ojos. Juguetes parlanchines que conversan en una isla que podría llamarse Toy story, aunque yo elegiría algo un poco más original.

Pienso en esta juguetería atiborrada de osos cariñosos, de dragoncitos bailarines, de perritos de felpa con sonrisa y moñito y en todos estos otros que no tienen especie definida, pero son capaces de alzar un arcoíris o transportar un corazón.

Me gusta tu hermosura, aunque lo digo poco o no lo digo nunca porque hay palabras que no sabe articular mi boca seca de alegrías y entonces, me hace bien escribirlas así: me gusta tu hermosura que es sencilla como la de una dueña de juguetería que disfruta lo mismo que los niños de ese mundo hecho con cosas que son tan hermosas como ella.

La hermosura es un don muy lejos de lo físico. Es un don interior que entiende de alegrar a los demás.

Estoy acá, en este hospital vacío y sin embargo, no me siento solo y baldado como alguna otra vez.

Pienso que las tuyas, tan constantes y siempre tan próximas, son como esas visitas que se les hacen a los niños enfermos, y que llegan con globos y juguetes, para aliviar la indefensión frente a la enfermedad.

Quizás porque también en mí hay algo de niño que sonríe con la nariz pegada a la vidriera de tu juguetería prodigiosa, algo hay en vos de ángel de la guarda.

  8 comentarios para “La hermosa juguetera

  1. Sol
    febrero 15, 2020 en 04:56

    Ayyyyy qué tierno y qué bello es ver el alma de niño tocado por la hermosura!!! yo digo yooooooo!!! Quiero más de éstos, de tu voz doblegada en la ternura jejeje… muy lindo, aunque sutilmente muestra esa cuota de alma herida a la intemperie,
    Definitivamente la maldad solo es aparente. Aquí todo es un bien.
    Me encantó, Gavrì.

    Le gusta a 1 persona

    • Gavrí Akhenazi
      febrero 15, 2020 en 14:35

      Lo de la maldad depende, Cari. Depende si está Aivan o esta Benedict en escena. Creo que Aivan no me acompaña al hospital porque lo enferma la debilidad. Entonces, Benedict escribe este tipo de cosas, sin el otro reprochándole por encima del hombro o empujándolo para sentarse él frente al teclado.
      Pero sí, la persona a la que el texto va dirigido, es todo lo que digo en él.
      Abrazos.

      Me gusta

  2. febrero 15, 2020 en 13:44

    Precioso, Gavrí. Me alegra que ya no sientas esa soledad tan tuya.
    Cuidate mucho.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Elisabeth Miró Coll
      febrero 15, 2020 en 19:21

      Tiernas palabras cuervo.Preciosas.Cuidate mucho.Gran abrazo

      Le gusta a 1 persona

  3. Gavrí Akhenazi
    febrero 15, 2020 en 14:37

    La soledad coexiste, Mirel querida. Forma parte del conmigo. Pero también existe lo que cuento en esta «carta cerrada».
    Abrazos, amiga querida.

    Me gusta

    • Ana Bella
      febrero 17, 2020 en 23:49

      Precioso texto. A veces un simple gesto hace q la soledad se aleje, que bueno que sea así para ti, al menos alguna vez. Cuídate mucho, sabes que te queremos

      Le gusta a 1 persona

      • Gavrí Akhenazi
        febrero 18, 2020 en 00:02

        Por eso para mí son tan pero tan importantes los gestos, Bellita. Hablar, hablamos todos. Hacer, solamente algunos.
        Abrazos y gracias por leer.

        Me gusta

  4. Gavrí Akhenazi
    febrero 16, 2020 en 17:09

    Gracias, Eli. Abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: