Se me apilan los 18 de febrero igual que se me apilan los muertos irremediables

Espero que seas consciente de que me jodiste la vida, si por ahí, como dicen los que creen, desde algún lado me estás mirando.


Febrero es nuestra cita corrosiva
nuestra gestión del mal, aquí, en mi adentro,
este sin digerir el desencuentro
con la sombra de Dios coercitiva.
Febrero se me amolda en la deriva
a esta mala tristeza. Su epicentro
acumula un dolor que reconcentro
sobre la piel del alma repulsiva.
No asumo qué pasó. No me acostumbro
a desarmar este jirón de barro
con el que en tu penumbra me apenumbro.
Se entumece mi voz y se derruye
como la arcilla rota de un cacharro
frente al riacho de un dolor que fluye.
Sin entenderte aún, sin entenderte
porque es mía, me muero de tu muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: